Videoconferencia dictada por el Hno. Álvaro Rodríguez Echeverría


sasassa

Con el Lema de Compromiso en Compromiso, la Unidad Educativa Hno. Miguel La Salle, ubicada en Quito, Ecuador, realizó una video-conferencia a través de la Plataforma de Comunicaciones ZOOM cuyo tema central fue la realidad del COVID-19 comparada con la crisis de Juan Bautista de La Salle en Parmenia, Francia.

Alrededor de 180 personas participaron en el espacio.

La conferencia, inició con un momento de oración dirigido por el Esp. Reinaldo Morales Valero, Rector de la U.E. Hno. Miguel; posteriormente, el Hno. Jeanpierre Zambrano Palma, Coordinador del Sector Ecuador, saludó a los asistentes en nombre del Visitador del Distrito Lasallista Norandino, Hno. José Bianor Gallego Botero, y presentó al Hno. Álvaro Rodríguez E., haciendo una breve descripción de su Camino Apostólico.

El Hno. Álvaro Rodríguez Echeverría, quien fue Superior General del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas (2000- 20014) y actualmente se desempeña como Subdirector del Noviciado Interdistrital San Miguel Febres Cordero en Costa Rica, resaltó en su ponencia 3 aspectos diferenciales los cuales son expuestos a continuación, ampliados con algunas de sus ideas principales:

La Carta que recibió el Fundador cuando se encontraba en Parmenia, Francia:

  • El COVID 19 es un fenómeno que se puede comparar con la crisis que el Fundador tenía en su interior mientras permaneció en Parmenia, dado el alcance profundo que la pandemia ha tenido en la humanidad.
  • Inspirado en las palabras del Papa Francisco, el Hno. Álvaro hizo un barrido general sobre situaciones generadas en el mundo y que pesan fuertemente sobre la especie humana, resaltando especialmente los aspectos situacionales enfrentados con la pandemia en este 2020.
  • En el marco de la Fiesta del Fundador, exaltó las épocas de crisis por las que también éste había pasado, por ejemplo, el hecho de tener que dejar París y terminar en Parmenia, lugar donde él recibió una carta de los Principales Hermanos que lo hizo reflexionar profundamente; en su contenido, hacían énfasis en el “Nosotros”, donde éstos “le rogamos muy humildemente y le ordenamos, en nombre y de parte del Cuerpo de la Sociedad, al que usted prometió obediencia, que vuelva a asumir de inmediato el gobierno general de nuestra Sociedad”, resaltando las virtudes que tenía como líder de la misma.
  • Adicionalmente, el Hno. Álvaro llevó a los participantes a hacer memoria, pero interpretando el pasado de manera creativa y dadora de sentido. Invitó a los Lasallistas a hacer memoria del Fundador y de los primeros Hermanos, los cuales fueron protagonistas del surgimiento del Instituto, enfatizó en que la historia Lasallista es Historia de Salvación. La carta enviada al Fundador, entrega sentido a la identidad Lasallista del presente; tiene una expresión de preocupación por la Gloria de Dios, el bien de la Iglesia y el bien de la Sociedad.
  • También resaltó que hoy como maestros, estamos llamados a recrear aquella carta, para responder a las necesidades de las realidades contemporáneas, en especial aquellas surgidas de la Pandemia.

asas

Un poco de Historia: 

  • La Historia siempre ayudará a mirar comparativamente la pandemia con la realidad que el Fundador vivió en Parmenia. Allí se muestra la faceta más humana del Fundador, entre su profunda fe en Dios y sus dudas por no tener manifestaciones de Dios para gobernar el Instituto, muy parecida a la situación de Jesús en la Cruz inspirada por el evangelista Marcos, “Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado” [Mc 15,34]
  • Resaltó el por qué los 12 primeros Hermanos hicieron su declaratoria por nombrar nuevamente al Fundador como Superior del Instituto, donde caracterizaban los criterios propios que habría de tener todo aquel que fuera a direccionar la Obra.
  • Desde diferentes perspectivas de algunos escritores, entre ellos Hermanos del Instituto, se resalta la complicada situación que vivió el Fundador, la cual fue extinguida con la carta recibida, dicha situación es expuesta por el mimos Juan Bautista de La Salle en el punto primero de la meditación 71:

“A veces sucede que los servidores de Dios se hallan como en la impotencia para obrar el bien, sea a causa de las tentaciones a las que apenas pueden resistir, sea por las aflicciones interiores o por la fuerza de las pasiones. Es lo que representa el paralítico del que se nos habla en este Evangelio. No encuentran facilidad para ir a Dios, o por falta de luz, o por falta de ayuda por parte de quienes los dirigen. A veces, incluso, esta especie de aflicción dura mucho tiempo; y Dios deja al alma en esa situación para que sienta que no puede nada sin Él, y que no puede tener el impulso necesario para ir a Él, si no cuenta con la ayuda de su gracia; y que, por el contrario, todo lo puede cuando Él la fortifica. Debe, pues, esperar con paciencia a que Jesús pase, y ponga el remedio para su mal. Pues, así como Él nos ha procurado la gracia de la redención, así conoce el medio de fortalecer nuestra alma y devolverle el impulso que había perdido.”

  • Entre las interpretaciones más destacadas hechas sobre la carta, se destaca que el Dios que él estaba buscando se le reflejaría en los niños que necesitaban ser salvados a través de la Educación, convirtiéndose ésta en un medio imprevisto que él mismo jamás esperaba.

Caminante no hay camino, se hace camino al andar:

  • Según el Hermano Álvaro R., el documento denominado “el Memorial de los Comienzos”, es uno de los más importantes del Instituto; permite ver cómo el Fundador relata los inicios de éste inspirado desde un compromiso y otro. Si se compara con la carta, en ésta son los Hermanos quienes interiorizan su mismo lenguaje para demostrarle que ellos tienen la convicción de la Gloria de Dios en la Obra que se ha fundado, la finalidad del Instituto y su pertinencia de ponerla al servicio de una juventud necesitada.

El Hermano Álvaro, también hizo un llamado a que los Hermanos y Seglares reconozcan el hecho de que todos estamos en el camino y que nuestra luz es la certeza de que el Señor es quien obra en la labor que realizamos.

Como conclusión, resaltó que Parmenia es tierra de resurrección con una carta escrita el día de Pascua, renovando notoriamente a nuestro Fundador. Invitó a evaluar el espacio que se le está dando desde cada quien a la Palabra que orienta y a la Eucaristía que alimenta.

Inspirado en un texto del Papa Francisco, hizo énfasis en la importancia de la unión de la Familia Humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible que beneficie nuestra casa común.

Al finalizar la conferencia, socializó con los participantes a través de un espacio de preguntas, donde invitó a no desanimarse a pesar de las dificultades, no perder la esperanza porque la última palabra la da siempre el Dios de la Vida y que todo lo que hacemos en favor de los educandos aporta a la Gloria de Él. De la misma manera, hizo un llamado a estar sumados a este cambio de época, situando a la escuela en la necesidad de visionar las formas de fragilidad de la especie humana permitiéndose abrirse a otros paradigmas, entre ellos a los nuevos contactos que deberán existir con la naturaleza, inspirados en la conservación de la misma. Adicionalmente, reforzó la importancia de los problemas para darse cuenta de los cambios sobre los que hay que priorizar, promulgando que la fraternidad y la solidaridad siempre deben ser los ejes centrales del Comunidad Lasallista.

asassasa


DISTRITO LASALLISTA NORANDINO
Sede principal: carrera 49 No 59-26  Teléfono: (57) (4) 520 45 70
Medellín - COLOMBIA
Todos los Derechos Reservados © 2015